“Con una mirada seria y profesional, Gaba logra armar una suerte de rompecabezas de quien tiene enfrente. El pasado, juega con el presente y hasta con el futuro de esa persona. Por eso, el resultado no solo es sorprendente para el mismo protagonista -“el estudiado”- sino que  además resulta una herramienta de gran utilidad para mejorar errores cometidos y para encauzar un presente superador”.

A %d blogueros les gusta esto: